Seguinos en FacebookTwitter
Iniciar sesión
El estilo colonial: un tipo bien criollo
Es un tipo de decoración muy usada en countries y barrios cerrados, a pesar de que surgió originalmente en chacras de campo.

Decorar un ambiente es todo un desafío y una tarea para quienes se proponen hacerlo. Es que básicamente depende de gustos y estilos. Pero siempre hay que tener en cuenta que las elecciones que se hagan sobre un ambiente revelan muchos aspectos de quienes habitan ese espacio. Así sus gustos, hobbies, formas de pensar, etc. se ven reflejadas en dichas elecciones.

El estilo colonial es usualmente utilizado en chacras y clubes de campos, pero en los countries y en los barrios privados puede apreciarse este tipo de decoración como una reivindicación del gusto por lo antiguo y por lo señorial. Según los expertos, la clave esta en respetar la estructura de la casa.

A diferencia de lo que comúnmente se cree, es bastante utilizado en ambientes rurales sobre todo por la comodidad de sus muebles.

La madera es un material fundamental para el mobiliario que puede acompañarse de elementos de forja o acero, así como de alfombras peludas y de fibras vegetales que son muy adecuadas para decorar ambientes. Agregar objetos de mimbre es muy conveniente, así como sumar fotografías en sepia que le dan el toque final.

En los dormitorios puede colocarse una cama dosel, un baúl y un biombo. Las flores en macramé por ejemplo, suelen darle al espacio una frescura particular.

Las luminarias con una estética clásica y elegante son muy importantes. Los accesorios, en general, son significativos en el diseño de interiores. Los cuadros, jarrones, espejos y lámparas poseen una gran fuerza decorativa, su correcta utilización puede transformar un lugar en un sitio único.

Muchos estilos se imponen pero el colonial siempre reaparece. Una mezcla de lo autóctono con lo europeo es lo que en definitiva contiene este diseño.

8 de Septiembre de 2012