Seguinos en FacebookTwitter
Iniciar sesión
Fue preso por decirle a los nenes que Papá Noel no existe

En plena fiesta canadiense de víspera de fiestas, un hombre ebrio de 24 años empezó a gritar que Santa Claus no existe, causando una considerable consternación y desconcierto en algunos de los centenares de niños presentes. Como consecuencia, fue detenido por la Policía por alteración del orden público.

“Nos pareció realmente malicioso que alguien durante esta época del año les dijera a los niños que Santa no existe”, comentó el agente Steve Koopman. “Estaba molestando a todos en el desfile. Molestaba a las familias, obviamente molestaba a los niños”, añadió. 

La Policía no hizo pública la identidad del alborotador, pero sí confirmó que con sus acciones violó la libertad condicional bajo la que se encontraba en aquel momento. El hombre pasó una noche en el calabozo para recuperar la sobriedad, después de lo cual fue liberado bajo fianza. 

El departamento local de Policía emitió un mensaje mediante su cuenta de Twitter oficial donde bautizaban al hombre como el “Grinch intoxicado” por romper los corazones de decenas de niños en el desfile.

3 de Diciembre de 2012