Seguinos en FacebookTwitter
Iniciar sesión
Las 10 razones para liberar al pajarito y dejar de usar Twitter
Una serie de fundamentos que boicotean a la red social de moda.

1. ¡No puedo leerlo todo!
Cuando empezamos a seguir a un número importante de personas en Twitter, leer todo lo que comparten es cada vez más complicado, sobre todo si son usuarios activos.

En estos casos tienes dos opciones: o bien te lo lees todo para estar al tanto de cualquier noticia, comentario o rumor, o bien pasás de largo aun sabiendo que puedes estar perdiéndote información interesante. Sobredosis de lectura por un lado, frustración por el otro.

2. No termino de entenderlo

De acuerdo, Twitter está de moda, nos permite estar conectados las 24 horas, nos acerca a los famosos, es un escaparate de las grandes empresas de cara a sus clientes... pero me supera. Sus normas, sus costumbres, su vocabulario.


3. Necesito más de 140 caracteres
Lo siento, pero 140 caracteres es realmente demasiado poco para que me pueda expresar correctamente. Vale que hay aplicaciones para escribir tuits más largos, pero esa no es la esencia de Twitter.


Uno termina cansando de tener que condensar ideas y opiniones de forma permanente para que se ajusten a ese límite, o de renunciar a ciertas normas ortográficas para que quepa todo en un tuit. Si encima tenemos que pensar en dejar espacio para hashtags y posibles retuits, apaga y vámonos.


4. Mi escritura cambió para peor


A fuerza de limitar mis frases a 140 caracteres y de usar hashtags para adornar mi discurso, mi forma de escribir ha cambiado - y no precisamente a mejor. Intento expresarme con el menor número posible de palabras, y que éstas sean además las más cortas.

Critico los mensajes que no van al grano, y olvido la riqueza del lenguaje en el uso de sinónimos, de giros lingüísticos y expresiones hechas. Hasta empiezo a usar hashtags en mis estados de Facebook y mis correos electrónicos. Es hora de dejar Twitter, antes de que sea demasiado tarde.


5. Trending topics que rozan el ridículo


Los llamados trending topics son las tendencias del momento, los temas más candentes de los que se está hablando en Twitter. Uno podría pensar que son noticias importantes, temas interesantes para debatir, noticias de actualidad o algo así.

Pero lo cierto es que muchas veces el listado de trending topics acaba copado por adoradores de Justin Bieber, competiciones deportivas y programa de telebasura. Nada que realmente me interese ni en lo que quiera participar. Y no son ni mucho menos las únicas meteduras de pata que encuentras en Twitter...



6. Twitter y la ortografía, dos mundos opuestos


Twitter está abierto al mundo (a no ser que lo tengas protegido) y si escribes mal, cualquiera que visite tu perfil podrá verlo - cosa que no suele pasar en Facebook, que está limitado a tus amigos y familiares y además permite editar los comentarios.

Leer los tuits asociados a ciertos hashtags puede provocar más de un infarto entre profesores de lengua y literatura, además de dañar mis ojos de forma permanente. Lo siento, todavía siento demasiado respeto por mi idioma.



7. No quiero que se me engañe con información falsa


Si bien es cierto que Twitter funciona muy bien como fuente de noticias, a menudo esas noticias no han sido confirmadas antes de divulgarse, lo cual lleva a momentos de confusión, de desinformación y de no saber si lo que estoy leyendo es realmente verdad o no.

Uno de los ejemplos más recurrentes son las falsas muertes de famosos, que han sufrido sus carnes Charlie Sheen, Christian Slater, Adam Sandler, Brad Pitt, Eddie Murphy, Lindsay Lohan y Miley Cyrus, entre otros.



8. Twitter está de moda... pero yo estoy por encima de las modas


Cerrar tu cuenta de Twitter se convierte entonces en todo un acto de rebeldía que te diferencia de los demás, que marca tu distancia de las modas sociales y tu rechazo de plano a la adicción a Internet. Ahora sí que eres un moderno...


9. Lo reconozco: prefiero Facebook


Twitter va directo al grano, pero al final te sabe a poco. Esto me llevó a echar un poco de menos Facebook y toda su actividad adicional: páginas de fans, encuestas, álbumes de fotos... por no mencionar todos los juegos en los que puedo desafiar a mis amigos y disfrutar de forma totalmente gratuita.


10. ¿Vivir para tuitear, o tuitear para vivir?


La ventaja de Twitter es que puedes estar al tanto de casi cada cosa que ocurre en el mundo. La desventaja es que puedes llegar a estar tan enganchado que te pierdes todo lo que está pasando a tu alrededor.

Es como no disfrutar plenamente de un concierto porque estás concentrado en tuitear las letras de las canciones, o hacer más caso a tu timeline que a tu pareja durante una cena romántica. Cerrando tu cuenta de Twitter podrásdespegar tu nariz de la pantalla del móvil y vivir tu propia vida, en primera persona y sin preocuparte por tener que contarla a tus seguidores.

3 de Noviembre de 2012